• Escrito por : DalasReview sábado, 18 de julio de 2015

    La sanidad pública es una puta mierda. Hablando claro.

    Pero lo que más me revienta, no son sólo los innumerables recortes, cierres de hospitales, y un largo etcétera que la convierte en algo cada vez más pordiosero.

    Hablo incluso, de la propia gente que está allí dentro. Médicos y enfermeros.

    La mejor parte viene al final, donde os darán ganas de arrancaros los pelos de cuajo de la rabia que os dará.

    Voy a contar mi caso personal, pues es una de las experiencias más asquerosas e impotentes que me toca vivir todos los meses, durante todos los años de mi vida, para el resto de mi vida.

    Explicando el tratamiento.

    Opino que si eres médico o enfermero, debes tener muy en cuenta que tu trabajo no deja de ser de "atención al público", así que como mínimo deberías intentar tratar bien a tus pacientes y no como si fueran un trozo de carne que no tiene utilidad alguna.

    Hay algunas médicos y enfermeras que son geniales,... pero desgraciadamente esto es una absurda minoría, a mi parecer.

    Yo soy diabético, y desde hace años veo viendo que no sólo los recortes me afectan, sino que además, me afecta de forma muy grave, los absurdos burócratas que nunca se ponen de acuerdo entre ellos mismos sobre cómo se hacen las cosas.

    Desde que me independicé y llegué a Catalunya, he tenido problemas con TODO LO RELACIONADO CON MI ENFERMEDAD.

    La diabetes es una enfermedad bastante cara de mantener al mes. Una simple caja de insulina cuesta 50e, y una persona suele usar dos al mes... ¡de cada tipo! Dependiendo del tipo de tratamiento, pero lo normal es gastarse por lo menos 100e sólo en insulinas.

    Porque ya no hablemos de las tiras reactivas para medirte el azúcar, que cada pote cuesta otros 50e y te vienen sólo 50 tiras. Sí, a 1€ la tira. Y lo normal es que la gente use mínimo 3 al día.

    Y las agujas de la insulina. Otras más que son caras, aunque menos que lo otro. Una caja de 100 agujas (que son de usar y tirar) cuestan entre 18 y 25€ normalmente, dependiendo de la marca que cojas, y se usan como mínimo 4 al día (desayuno, almuerzo y cenax2).

    Es decir, que lo normal es que te gastes unos 250€ al mes, dependiendo de tu tratamiento.
    Esto es algo caro. No de los tratamientos más caros, obviamente, pero la diabetes es una enfermedad jodida, y en temas de dinero también.


    Aguantar a estos capullos.


    ¿Dónde empezó mi pesadilla?
    Cuando me independicé y me fui de la isla donde yo vivía, obviamente dejé de ir al mismo centro de salud.

    Mis planes no eran quedarme en Catalunya de forma permanente, así que no me empadroné en Catalunya ya que sólo estaba estudiando aquí, y cada 2x3 volvía a Tenerife.

    En Tenerife, quien me hacía las recetas, era un médico que era familia política mía, así que la comodidad para recibirlas era máxima. Pero una vez en Catalunya, ya no me las podía dar.

    En cuanto llegué, fue un puto horror.
    Para empezar, aquí no te daban cajas de agujas enteras. No. Te daban BOLSITAS DE PLÁSTICO (como si fueran chucherías) de unas agujas que además, son las más baratas de todo el mercado. Unas agujas que además se rompen, el plástico es de mala calidad, no tienen "capuchón" (una tapa dentro de la tapa de la aguja para evitar que se doble o se pinche en sitios no deseados)... ¡pero LO PEOR DE TODO es que... LAS RACIONABAN COMO SI FUERA ORO!

    Pero no sabéis lo que es racionar hasta que os explique lo que hacían.
    Ellos valoraban que si en un día te tenías que pinchar 4 veces, te daban 30 AGUJAS PARA PASAR TODO EL MES.

    Y te quedas como... ¿cómo es posible esto?

    Cuando fui a quejarme me dijeron "reutilízalas".

    ...

    mE CAGO EN SUS MUERTOS

    Es decir, me daban unas agujas de MUY MALA CALIDAD y me pedían que las reutilizase cada una 4 veces?
    Unas agujas que eran de tan mala calidad que prácticamente NO TENÍAN LUBRICANTE (todas las agujas deben tener lubricante para que pueda entrar en la piel suavemente) y el POCO QUE TENÍA se perdía TODO en el primer pinchazo!!!!

    ¿Estamos tontos o qué?

    Después de mil reclamaciones, me decían que eso lo habían hecho así porque (y cito):

    "Es que antes los pacientes venían cuando querían y cogían lo que necesitaban y se iban y esto era la jungla, y así los tenemos más controlados y no pueden llevarse todo lo que quieran sin más."

    Rlly nigga?
    O sea, ¿que me está hablando como si el material para diabéticos fuera algo así como una puta navaja suiza multiusos?

    Que ese material SÓLO SIRVE PARA CONTROLAR LA ENFERMEDAD, ¡Y NADA MÁS!

    Y hay cosas que NO SE PUEDEN REUTILIZAR. Una aguja no la puedes usar CUATRO VECES DURANTE TODO EL DÍA, ME CAGO EN DIOS YA.

    Total, que después de muchísimas discusiones y de tener que pelearme con media planta de enfermeras viejas y amargadas que no tienen ni puta idea de diabetes, y con médicos imbéciles que no toman en cuenta el riesgo de tener que obligar a un paciente a usar la misma aguja cuatro veces (y encima una aguja sin capuchón) ((los que estéis estudiando medicina entenderéis lo absurdo que es esto)) terminé resignándome y al final acabé pagando 20€ todos los meses yo solito, de mi bolsillo con tal de no tener que cruzarme más con esos imbéciles y pelearme para que me dieran unas agujas que se supone que me tendría que pagar el estado porque para algo vivimos en un socialismo y pago mis impuestos como todos los demás.

    Total, que un gasto de 20€ al mes, me molestaba, porque era algo que no tendría que pagar yo, pues no es un capricho, es algo que me duele, que tengo que hacer muchas veces al día, y que tendría que pagarme la seguridad social...

    Más mierda todavía.

    Ni siquiera querían recetarme las tiras reactivas que usaba yo.
    Los médicos directamente se negaban.

    Parece como si las recetas se las descontasen a ellos mismos del puñetero sueldo.

    Cada máquina de medición cuesta entre 50 y 200€, dependiendo de qué marca escojas.

    Yo obtuve la mía hace muchos años de una asociación que las regalaba, y obviamente escogí la máquina que más ventajas proporcionaba. Una con seguimiento de la glucosa, que mostraba gráficas, y que además (y muy importante) requería una cantidad de sangre muy pequeña.

    Las "tiras" que es donde pones tu sangre para que la máquina te la mida, cuestan todas más o menos lo mismo. Lo único que varía es el modelo de la máquina.

    Pues los médicos sólo, ÚNICAMENTE me querían recetar tiras para una máquina VIEJÍSIMA, MALÍSIMA y cómo no... ¡¡la más barata del mercado!!
    Que ya no es sólo que no guardase los registros,... si no que encima... ¡¡REQUERÍA PRÁCTICAMENTE UNA DONACIÓN DE SANGRE CADA VEZ QUE TE IBAS A MEDIR EL PUTO AZÚCAR!!

    Total, que como no estaba dispuesto a hacer sangrar mis dedos tres veces al día para que unos capullos ahorrasen unos euros (como mínimo) porque no me querían recetar las tiras para mi puta máquina de medición, al final decidí que iba a comprarlas yo y a moderar un poco mis mediciones (porque si no, directamente no me llegaba el dinero que tenía para pasar el mes).

    Al final, por culpa del dinero, tuve que dejar un poco de lado el control de mi enfermedad, porque directamente no me querían recetar las tiras que necesitaba para mi máquina.

    EL CABREO MÁS INCREÍBLE QUE HE TENIDO EN LOS ÚLTIMOS AÑOS Y ME HAN DADO GANAS DE CAGARME EN SUS PUTAS MADRES DE UNA FORMA QUE NI OS IMAGINÁIS.

    Hoy, fui al centro de salud como de costumbre, a pedir recetas para la insulina.

    Los días anteriores no había podido ir porque había estado súper apurado trabajando a contrarreloj.

    Me quedaba sólo una inyección como para pasar el día de hoy, así que ya era urgente.

    Como a veces paso poco tiempo en mi casa, aproveché que estaba por Barcelona para ir a un centro de salud y que me dieran las recetas, y así comprarlas ya aquí y aprovechar el viaje de paso.

    En cuanto llego, me atiende un enfermero que parecía que acababa de salir del ciclo superior, y tenía unas pintas de cani, y hablaba como un retrasado que flipáis.

    Y la conversación fue algo así;

    - ¡Hola! Vengo a buscar recetas para insulina *le doy mi tarjeta sanitaria*
    - Pero a ti kien ta disho que aki se piden recetas?
    - ... ¿pues todo el mundo?
    - ¿Pero eso aki?
    - ... sí, de hecho no es la primera vez que vengo y me hacen recetas.
    - Aki las resetah no se piden kiyo.
    - ¿Y dónde se piden?
    - Weh, no sé, te doi sita y abla con el médico ale, puerta 3.

    No era la primera vez que iba a ese centro de salud. No era la primera vez que me hacían recetas.

    La actitud del tío ya de por sí, me cabreó. Y me cabreó un montón. Tenía una bordería encima que flipas.

    Preferí no decirle nada porque curiosamente en los centros de salud hay amargados y amargadas por todas putas partes. Esperé mi turno como una persona educada, y habían literalmente 2 personas a parte de yo, esperando a entrar.

    El médico estaba dentro no haciendo nada. Se le estaba viendo porque tenía la puerta entreabierta y estaba con el móvil. Y tardó 10 minutos en salir a llamarme.

    Cuando entré, la conversación fue así;

    - ¡Hola! Vengo a que me den recetas de insulina.
    - ¿Cómo que recetas? Los sábados no hay recetas. *me levanta la mano para que me vaya*
    - Bueno, pero necesito una receta.
    - Pero te estoy diciendo, que los sábados no hay recetas.
    - He venido muchas veces y nunca me habían dicho que los sábados no se daban recetas.
    - Los sábados son sólo para urgencias médicas, y nada más.
    - ¿Y entonces cuándo tengo que venir?
    - Pues eso ya... el Lunes.
    - Pero es que no me queda insulina para el Lunes.
    - Pues vas a la farmacia y compras insulina. (esto me lo soltó tal cual)
    - Yo ahora mismo no llevo dinero para ir a comprar la insulina, que además son súper caras.
    - Pues eso es problema tuyo, tienes que controlarte tú mismo tu enfermedad. (Otra frase que me la soltó TAL CUAL)
    - Bueno, ¿pero y ahora qué hago, me muero? ¿Esto no es una urgencia médica también, porque ya no me queda insulina y la necesito para vivir?

    El hijo de puta siguió repitiéndome una y otra vez lo de que "es sábado y no hacemos recetas" hasta que empecé a alterarme y a cabrearme cada vez más y más por su SUBNORMALIDAD. Al final decidió MOVER EL PUTO CULO, ir a la consulta DE AL LADO y encontró UNA PUTA RECETA AL PUTO INSTANTE.

    Es decir, que el hijo de puta sabía perfectamente dónde estaban las recetas.
    Me insistió como 4 veces que comprase la insulina de mi bolsillo.
    Me repitió incontables veces que "era sábado y no hacían recetas".

    Hijo de puta.

    Y mientras me hacía la jodida receta, se puso a gruñir como un perro.

    ¿¡Pero tú de qué vas, PUTO SUBNORMAL!?
    Que es TU PUTO TRABAJO. Eres un SERVIDOR PARA LA GENTE, Y NO AL REVÉS.
    SABÍAS DÓNDE ESTABA LA RECETA Y NO ME LA QUERÍAS HACER POR PUTO VAGO.

    Y encima, le digo; "Si puedes, hazme unas cuantas y así no tengo que volver en un tiempo".

    Y me dice: "NO." Tal cual. ¿Por qué? Porque no le daba la puta gana al grandísimo hijo de puta.

    ¿Pero estos imbéciles qué se piensan, que me están haciendo un favor?
    ¿Que tengo que llorar y agradecerles que me hagan sufrir para darme UNA PUTA RECETA para un medicamento que NECESITO, O ME MUERO?

    El cabreo que tengo encima es de los más increíbles que tengo.

    Y lo peor, es que al final consiguen lo que quieren.
    Todas las veces que voy, me putean a propósito para que me cueste conseguir las recetas.

    Una vez que fui, estuve esperando con mi novia literalmente DOS HORAS Y MEDIA, en las cuales nos mandaron a 3 PUERTAS DISTINTAS a "ESPERAR".

    Y tampoco me quisieron dar más de una receta.

    Al final me dan ganas de sucumbir a su abuso y mandarlo todo a tomar por culo y costearme toda mi enfermedad de mi puto bolsillo, aunque sea cara. Todo con tal de no tener que volverles a ver la cara a esos putos imbéciles nunca más.

    Porque ya no es sólo los recortes que pone el gobierno. Son los hijos de puta amargados y amargadas que hay en cada centro de salud. Que te amargan la vida y se ponen A GRUÑIR SI LES HACES TRABAJAR.

    El cabreo que tengo encima es celestial. Tanto, que me dan ganas de hacer un vídeo sobre esto y todo cagándome en sus putos muertos.

    En fin.

    { 20 comentarios... read them below or Comment }

    1. Hace el video que estoy bastante interesado en este tema :3

      ResponderEliminar
    2. Hmm... En el Hospital de Tarrasa trataron muy bien a mi abuelo (que en paz descanse) que tenia la misma enfermedad que tú. La diferencia es que el era pensionista... Pero Vamos... Por si te sirve el consejo

      ResponderEliminar
    3. Ellos no son profesionales, si lo fueran tendrían una pizca de conciencia al respecto.

      ResponderEliminar
    4. Con toda la gente que esta en el paro y HDP como esos que tengan un puesto de trabajo, cuando ni siquiera quieren trabajar y luego serán los primeros en esperar a cobrar, da rabia, que halla gente que dice ser "médicos" y de medico no tienen nada,. un medico de verdad atiende a sus pacientes, lo malo es cuando a un "Medico" le suda lo que le pase a sus pacientes, creo que esa gente no debería estar en un hospital de echo en ningún cargo medico ya que un medico de verdad salva vidas y le importa la vida de sus pacientes, en fin...

      ResponderEliminar
    5. Pd: Dalas, quizas si lo sabes( o no), si vas a diseño puedes añadir gadget de seguidores, es un botón para que otros bloggers sigan el tuyo.

      ResponderEliminar
    6. Simplemente son gente egoísta. Nada más. Cómo odio a la humanidad... Pero todo el mundo me suele caer bien :3. Pero odio a la humanidad... Paradojita :3

      ResponderEliminar
    7. Menuda panda de hijos de puta, seguro que cada día es el que no hacen recetas para que lo pagues de tu bolsillo

      ResponderEliminar
    8. Con toda a gente que está en el paro y que necesita un mísero trabajo para poder vivir, contratan a estos imbéciles que encima de que no saben apreciar lo que tiene, lo desprecian.
      Y Dalas, cuando te hacen la vida imposible ¿Qué ganan ellos? ¿Satisfacción? En fin...

      ResponderEliminar
    9. Buenas, la finalidad de mi comentario es informativa. Soy médico, trabajo en un centro de salud de madrid. Al menos aquí existe una normativa por la que no se hacen recetas de Urgencia, porque la Urgencia está para lo que es, para una URGENCIA(Urgencia: es la aparición fortuita de un problema de etiología diversa y de gravedad variable, que genera la conciencia de una necesidad inminente de atención por parte del sujeto o de sus allegados (OMS)), y las recetas no lo son. Cada paciente es responsable de su enfermedad y de cómo se organiza con sus medicamentos, de tal forma que si es previsor y se da cuenta de que va a necesitar medicación debe pedir CITA con su médico para recetas, no acudir de urgencias, si no pudiera ser se compra la medicación y después cuando tu medico te da la receta en la farmacia junto con el recibo te devuelven la diferencia, no es tan complicado. La próxima vez por favor informate bien antes de criticar una profesión, hay excepciones como en todos lados pero es más fácil escribir desde un blog que estar dando la cara atendiendo a pacientes (en muchas ocasiones durante 24 horas sin descanso).
      Respect!
      Un saludo

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Estás equivocado. No me dejaban pedir cita porque yo no tengo médico asignado porque no estoy empadronado al lugar al que iba. Así que es un bucle sin fin. Ni siquiera me dan una opción para ello

        Eliminar
    10. PD En lo que respecta a las tiras y agujas estoy totalmente de acuerdo contigo, son cosas inadmisibles, no se pueden banalizar las enfermedades

      ResponderEliminar
    11. Vaya mierda de medios, esos vagos de mierda no se merecen ni el salario mínimo, ¿para que, para que luego no hagan nada? Imperdonable

      ResponderEliminar
    12. La sanidad publica esta hecha una puta mierda y puede que el personal sea a veces puta escoria humana pero lo que si es verdad es que la sanidad publica española (por lo menos antes de la crisis) o es o era una de las mas completas del mundo o de las que mas cosas cubren al parecer.
      Eso si,si ahora ha bajado el nivel mejor q te cubran 20 cosas y mal mejor 5 y bien no se si me explico

      Un abrazo

      ResponderEliminar
    13. Yo que tu, si pudiese, me iría a otro país, España está fatal y va a peor, dudo mucho que mejore u.u cada vez que sale el rajoy ese de mierda o hablan de política, economía, etc tengo que alejarme por el cabreo que pillo, y eso que todavía no empiezo a pagarme mis cosas, así que tengo que suponer que tu ves esas cosas bastante peor de lo que yo las veo... No se muy bien que decirte, pero espero que sea como sea termines saliendo de esto, mucha suerte (y nunca pierdas ese humor que muchas veces se ve en tus vídeos, en este mundo hace gran falta)

      ResponderEliminar
    14. Lo primero que debes hacer al mudarte, sobre todo si tienes una enfermedad crónica, es empadronarte. Las facilidades que te da tener tu propio médico son infinitamente mejores,así que deberías pensartelo dos veces antes de hacer estas graves y ofensivas acusaciones en vez de cumplir con tu parte. Yo me empadrone nada más mudarme y no he tenido ningún problema con la sanidad, pero tengo amigas que por vagancia llevan 4 años en una ciudad y se quejan de no poder pedir cita. Es muy fácil quejarse del resto y en vez de tomar responsabilidades

      ResponderEliminar
    15. Es vergonzoso que un diabético tenga que pagar tanto dinero por su enfermedad. La salud debería ser universal, de calidad y gratuita. Mi profesor de filosofía decía que la diabetes podrían seguramente curarla pero no conviene a la industria farmacéutica. Quería mucho a ese profesor. Tiene que ser muy duro vivir con esa enfermedad . Mucho ánimo de corazón y no te rindas.

      ResponderEliminar

  • Copyright © - Dalas Review Blog

    Dalas Review Blog - Diseñado por Laura Solanes